Dietas de Plantas

 

 

Categorías: , Etiqueta:

Descripción

La dieta de plantas maestras –también conocida como dieta peruano-amazónica o dieta chamánica– es una práctica que proviene de la medicina tradicional amazónica y es común en muchas culturas indígenas, en la cual se realiza el consumo de plantas sagradas a través de tés o tinturas infusionados con ellas.

Es una dieta especial que se utiliza para ayudar a los chamanes y otros practicantes de actividades rituales o de medicina tradicional para conectarse con las plantas y el mundo espiritual al que éstas dan acceso. Y también resulta beneficiosa para las personas que no aspiran a convertirse en chamanes o curanderos pero quieren sanar tanto en el nivel del cuerpo como en de la mente, emociones y espíritu.

Dentro de la medicina tradicional amazónica, las plantas maestras son consideradas seres vivos capaces de transmitir conocimientos cuando se consumen como parte de rituales específicos, como la dieta chamánica, en la que se sigue un régimen alimentario estricto para facilitar la curación, el crecimiento y la transformación física, emocional y espiritual, gracias ​​al estado de conciencia modificado que genera la ingesta de las plantas sagradas, lo cual da pie a una profunda introspección y a la apertura del Ser al mundo espiritual.

La dieta de plantas maestras se basa en el consumo de una o varias plantas y requiere de otras prácticas de apoyo, como el ayuno, la meditación y la ceremonia. La dieta puede durar desde algunos días hasta varias semanas o incluso meses.

Dieta de plantas maestras
​​Una dieta específica con plantas maestras y una ceremonia de apertura guiarán a los participantes a trascender emociones, creencias y apegos, todo tipo de caparazones superpuestos que impiden el crecimiento y el flujo del Ser.

La dieta permite enfrentar bloqueos y traumas psicológicos y sociales, crear un contacto especial con la naturaleza y el interior, y dedicarse a la depuración holística que elimina elementos tóxicos a nivel físico, emocional, mental y espiritual. Al mismo tiempo, ayuda a expandir la percepción, reconectar con las emociones reprimidas, purificar y fortalecer el cuerpo, y conectar con la dimensión sagrada de la naturaleza.

El propósito de una dieta chamánica varía en función de la tradición y de los objetivos del individuo, pero generalmente pretende reforzar la conexión entre la persona que la realiza y el mundo espiritual, purificar el cuerpo y la mente, así como facilitar el crecimiento, la sanación y la transformación.

Qué son las plantas maestras

Se les llama plantas maestras a aquellas hierbas, flores y raíces que se han utilizado durante siglos en la medicina tradicional de diversas culturas alrededor del mundo. Se les conoce así porque se les atribuyen propiedades curativas y espirituales, por lo que se utilizan en ceremonias religiosas y rituales, tanto para conectar a las personas con lo divino como para curar enfermedades físicas y emocionales.

Una característica común de las plantas maestras es que la mayoría de ellas suelen tener efectos psicoactivos, es decir, que contienen sustancias que producen efectos en el funcionamiento del cerebro y la percepción sensorial de las personas que las consumen. Estas sustancias pueden ser alcaloides, como la dimetiltriptamina (DMT) presente en la ayahuasca y otras plantas, o mescalina, presente en el peyote.

Por esta razón, es importante tener en cuenta que el uso de las plantas maestras debe ser respetuoso y responsable, ya que su consumo puede ser peligroso si no se manejan adecuadamente, por lo que es necesario utilizarlas siempre bajo la guía de personas experimentadas y capacitadas en su uso. Además, se debe considerar que, debido a sus cualidades psicoactivas, algunas de estas plantas pueden ser ilegales en algunos países.

Dieta de plantas maestras
Cómo se realiza la dieta de plantas maestras

El proceso para realizar la dieta de plantas maestras puede variar según la cultura y la tradición en que se realice, así como de acuerdo con los objetivos de quienes la practican, pero en general, se caracteriza porque el uso de plantas maestras es pieza clave del proceso y suele contar con los siguientes elementos:

Restricciones dietéticas: La dieta de plantas maestras implica seguir con rigurosidad ciertas restricciones alimentarias –tanto antes como durante y después de realizar la dieta–, que implican evitar la carne roja, los alimentos procesados, la sal, el azúcar, el alcohol, el picante y otros productos que se consideran poco saludables, que desequilibran al organismo o que interfieren con la conexión espiritual.

Consumo de plantas maestras: La dieta chamánica suele incluir el consumo de plantas medicinales y sagradas, como la ayahuasca, el tabaco y otras plantas maestras. Estas plantas se utilizan para curar enfermedades físicas y emocionales, así como para facilitar la conexión con el mundo espiritual y con el Ser interior de quien la practica.

Ayuno: La dieta de plantas maestras también implica realizar períodos de ayuno, durante los cuales los practicantes evitan consumir ciertos alimentos o bebidas para ayudar a limpiar y purificar el cuerpo y la mente.

Aislamiento: En algunas tradiciones chamánicas, los practicantes también pueden someterse a un aislamiento temporal, durante el cual se retiran de la sociedad y se centran en su proceso de desintoxicación y sanación, así como en lograr la conexión con su esencia interior y con el mundo espiritual. Este aislamiento también implica abstenerse de la actividad sexual por un período determinado antes y después de realizar la dieta.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Dietas de Plantas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *